Categorías
Incidencia Política

«Respuestas locales frente a la emergencia global»

En el contexto de la pandemia y ante la grave crisis multidimensional que se vislumbraba a inicios del 2020, INCIDEM convocó a un ciclo de tres encuentros virtuales para establecer un diálogo entre representantes de instituciones locales, organizaciones sociales y de cooperación a nivel nacional e internacional, con el objetivo de intercambiar experiencias, acciones y propuestas de política pública para afrontar la difícil situación en la que estábamos y estamos inmersos.


En el primer encuentro, participaron 21 personas de las siguientes entidades: ayuntamientos de Valladolid, Getafe, Alcorcón, Leganés, Madrid, Rivas Vaciamadrid; FAMSI, La Mundial, ART PNUD, Liga Española de la Educación y la Cultura Popular e INCIDEM. Así mismo, se contó con la presencia de entidades socias de La Paz (Bolivia), Planeta Paz (Colombia) y Fundación Hugo (Paraguay).
El objetivo de esta jornada era establecer un espacio de diálogo e intercambio multi-actor entre España y América Latina con la finalidad de:

  • Analizar el papel de los municipios en el marco de la crisis de la COVID-19 y su nuevo escenario.
  • Reflexionar sobre el papel de la cooperación descentralizada como sistema clave y necesario,
    tanto en el período actual como en el post-COVID-19.
  • Contar con insumos técnicos e información de primera mano sobre los aprendizajes y expectativas en las etapas de actuación en diferentes contextos nacionales e internacionales: gestión de la crisis, confinamiento, desescalada y retorno a la “nueva normalidad”, por parte de los diferentes actores/instituciones que participan en el encuentro.
  • Identificar posibles acciones que INCIDEM puede acompañar en un escenario de reconstrucción.

Entre las principales conclusiones de este primer diálogo se encuentran:

  1. La Agenda 2030 se debe presentar en estos momentos de la crisis, no como una referencia marginal de las políticas públicas, sino un elemento central de la Agenda de Gobierno de todas las instancias, tanto a nivel nacional, como multilateral y tanto en la visión nacional como en la visión de la política internacional. En España se produjo un importante salto considerando la A2030 no sólo como un referente de discurso sino como una agenda real de gobierno que marcaba la acción del gobierno central y de las demás administraciones. La Agenda 2030 ha sido y será (si se actúa razonablemente) una guía para la acción en la crisis económica, ambiental y social
  2. En un marco de desprestigio de la política pública, de la gestión de lo público y, de la clase política, es preciso y necesario, difundir y visibilizar las acciones que, durante las distintas fases de gestión de la crisis, llevaron a cabo los municipios españoles. Todo ello, con el objetivo de demostrar a la ciudadanía que la política importa y que puede cambiar la suerte y la vida muchas de personas y colectivos vulnerables
  3. Se considera que la pandemia ha destapado las “vulnerabilidades” de las sociedades europeas y las implicaciones del desmonte progresivo del Estado de bienestar que se ha producido a lo largo de los últimos años. Así como la profunda precariedad de los trabajadores que sostienen los servicios esenciales para el funcionamiento de la sociedad.
  4. Se plantea la necesidad de recuperar la capacidad de decisión y de gestión de los Ayuntamientos frente a las Comunidades Autónomas, teniendo en cuenta que las primeras son las instituciones de mayor proximidad con la ciudadanía. Para ello, se estima como fundamental el fortalecimiento de los espacios de articulación y generación de alianzas estratégicas entre los gobiernos locales.
  5. En este marco, la cooperación española ha retrocedido 15 años, justamente en el momento que es más necesaria que nunca y que debería figurar como referencia para la Agenda de Gobierno y la A2030.
  6. Y en este marco la cooperación descentralizada queda, una vez más, pendiente de la voluntad de sus actores: municipios, CCAA, ONGDs, Fondos de Solidaridad, Fundaciones, Asociaciones bilaterales de ciudades, etc. Y, sin embargo, es un momento para avanzar recogiendo la extraordinaria experiencia de los municipios para expandirla en la construcción de otro tipo de ciudades y de sociedades.

En el primer encuentro, participaron 21 personas de las siguientes entidades: ayuntamientos de Valladolid, Getafe, Alcorcón, Leganés, Madrid, Rivas Vaciamadrid; FAMSI, La Mundial, ART PNUD, Liga Española de la Educación y la Cultura Popular e INCIDEM. Así mismo, se contó con la presencia de entidades socias de La Paz (Bolivia), Planeta Paz (Colombia) y Fundación Hugo (Paraguay).

Entre las principales conclusiones de este primer diálogo se encuentran:

  • La Agenda 2030 se debe presentar en estos momentos de la crisis, no como una referencia marginal de las políticas públicas, sino un elemento central de la Agenda de Gobierno de todas las instancias, tanto a nivel nacional, como multilateral y tanto en la visión nacional como en la visión de la política internacional. En España se produjo un importante salto considerando la A2030 no sólo como un referente de discurso sino como una agenda real de gobierno que marcaba la acción del gobierno central y de las demás administraciones. La Agenda 2030 ha sido y será (si se actúa razonablemente) una guía para la acción en la crisis económica, ambiental y social
  • En un marco de desprestigio de la política pública, de la gestión de lo público y, de la clase política, es preciso y necesario, difundir y visibilizar las acciones que, durante las distintas fases de gestión de la crisis, llevaron a cabo los municipios españoles. Todo ello, con el objetivo de demostrar a la ciudadanía que la política importa y que puede cambiar la suerte y la vida muchas de personas y colectivos vulnerables
  • Se considera que la pandemia ha destapado las “vulnerabilidades” de las sociedades europeas y las implicaciones del desmonte progresivo del Estado de bienestar que se ha producido a lo largo de los últimos años. Así como la profunda precariedad de los trabajadores que sostienen los servicios esenciales para el funcionamiento de la sociedad.
  • Se plantea la necesidad de recuperar la capacidad de decisión y de gestión de los Ayuntamientos frente a las Comunidades Autónomas, teniendo en cuenta que las primeras son las instituciones de mayor proximidad con la ciudadanía. Para ello, se estima como fundamental el fortalecimiento de los espacios de articulación y generación de alianzas estratégicas entre los gobiernos locales.
  • En este marco, la cooperación española ha retrocedido 15 años, justamente en el momento que es más necesaria que nunca y que debería figurar como referencia para la Agenda de Gobierno y la A2030.
  • Y en este marco la cooperación descentralizada queda, una vez más, pendiente de la voluntad de sus actores: municipios, CCAA, ONGDs, Fondos de Solidaridad, Fundaciones, Asociaciones bilaterales de ciudades, etc. Y, sin embargo, es un momento para avanzar recogiendo la extraordinaria experiencia de los municipios para expandirla en la construcción de otro tipo de ciudades y de sociedades

En el segundo conversatorio, se plantearon las líneas generales un plan de acción de los gobiernos municipales sobre el modelo a seguir de la cooperación descentralizada como contribuidor neto al modelo de convivencia global, que responda a los nuevos retos y desafíos que deja la pandemia. En este espacio participaron representantes de los ayuntamientos de Alcalá de Henares, Alcorcón, Getafe, Leganés, Valencia y Valladolid, técnicos, responsables políticos, expertos y expertas en materia de cooperación y socios y socias de INCIDEM.

En el debate surgieron dos líneas de trabajo complementarias:

  • La articulación de un discurso desde el ámbito municipal sobre la relevancia de la cooperación en el momento actual y a futuro. Se plantea que la narrativa tenga los siguientes elementos a ser adaptados según las realidades territoriales y la correlación de fuerzas presente en cada municipio.
  • Propuestas de acción e instrumentos de la cooperación descentralizada. En el encuentro también se aportaron diferentes elementos para construir una hoja de ruta de la cooperación descentralizada

Finalmente, en el tercer encuentro se plantearon dos objetivos: la articulación de un espacio de diálogo político permanente que permitiera debatir sobre el papel del municipalismo y la cooperación en este nuevo contexto; y, la construcción de una hoja de ruta conjunta para la cooperación descentralizada española, con un enfoque innovador y horizontal a las políticas públicas municipales. En este espacio participaron representantes de los ayuntamientos de Alcorcón, Alcalá de Henares, Getafe, Rivasvaciamadrid, Valencia, FAMSI, Diputación Foral de Guipúzcoa técnicos, responsables políticos, expertos y expertas en materia de cooperación y socios y socias de INCIDEM.
El debate se articuló en dos ejes que se explican a continuación y que evidencian la necesidad de construir una estrategia política que permita la articulación con otros agentes sociales que se encuentran trabajando en el ámbito internacionalista, es decir, se plantea construir un horizonte político potente, acorde con la realidad global y con la evidente interconexión entre territorios que trae aparejada el proceso globalizador.

  • Articulaciones entre actores subnacionales y entre las diferentes escalas de gobierno. La necesidad de apostar por una estrategia conjunta que permita posicionar la cooperación municipal como una política pública transversal, multinivel y multiactor
  • Avanzar sobre políticas concretas que permitan la construcción de un modelo de cooperación municipal sostenible